22 de diciembre de 2005

Anoche hablé con ella...

Traté de disculparme de algo que no tiene siquiera excusa, sabes que ella tiene toda la razón en estar disgustada conmigo?, es más, creo que ese daño es irreparable, pero entendía que había que apelar a su consciencia que sabe que en el fondo de mi mente de avellana yo la adoro y no puedo estar sin ella, ya no.

Me armé de un poco de valor (10% en dosis de vino tinto Campeón) y trazé la ruta hacia su apartamento con mis apoyos morales (los dos joel enguitarrados, porque ibamos a darle una disculpa-serenata), al llegar alla solo se nos ocurrió tocar mi primer dia sin ti, que en realidad vendría siendo como mi tercer o cuarto día sin ella (gracias a mi estupidez claro está) pero creo que eso sirvió para iniciar la conversación.
Lo demás lo encuentro muy largo y doloroso pa contarlo pero al menos ya no está tan enojada como antes, pero aún no se alegra mucho. Ahora solo trato de pedir perdón de la forma más sublime e inexplicable, pero común y continua en el tiempo, matando la vida de lo hermoso y regalandole la hermosura a quien ya de por sí lo es: unas flores....
no te arrepentirás.
W.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"No, no te arrepentirás..."

Emmanuel_Br² dijo...

lo que me ha gustado de esto, es que nadie queire decir lo que todos saben que nadie sabe...

bueno, como diriamos dos de nosotros..

"Deja que bailen los dioses.. "

*W. Perdón por comentar.

Athenea dijo...

Como sea, me alegra que hallas hecho las pases con quien sea que tengas problemas.


Por algo se empieza!

Sabes que te quiero.

Un beso

Belle dijo...

jejeje... viva el vino :P