27 de junio de 2011

A los lunes; porque si

De lluvia viene acompañado este silencio
se acercó con cautela sobre mi espalda
con los brazos abiertos, como la libertad
y se propuso quedarse y hacer estragos
llenar de lamentos toda la semana y yo,
que jamás quise despertarme esta mañana
no tuve otra opción que no fuera recibirlo
abrir las puertas de mi casa húmeda y diminuta
dejarlo entrar,
como se recibe a un hermano o a la muerte.
La dejé mirarme sin cuestionarla
dejé que hiciera tantas cosas tristes
debajo de este techo
dejé que dijera tantas cosas tristes
que empiezan con mi nombre...

A.W.
11

2 comentarios:

la pequena arara dijo...

Muy apropiado. Casi yo, hoy lunes.

Franklin P dijo...

Excelente Poeta. Estos malditos lunes siempre me acuerda al maestro:

Los cirujanos de las decepciones
cercenan por lo sano la alegría,
las venas del amanecer almacenan sangre fría
y cada lunes nace muerto el nuevo día.