22 de julio de 2008

Llegando a casa



Acabo de llegar de un ensayo (bueno, bueno llegué hace como unas dos horas), me dieron la 1 A.m. tocando y preparando el concierto de mañana con los muchachos en PUCMM Stgo y, mientras surcaba el centro de la ciudad de Santiago (Bello por cierto en la noche, en la quietud) rumbo a casa de Emmanuel que tengo par de días aquí, pensé en el mar; pensé en ella. ya lo demás esta sobrado decirlo...

****

Las calles vacías y encendidas de Santiago
me recuerdan el frío y el silencio,
la anatomía de unos ojos infinitos
el desorden de tu cabello lluvioso
la inquietud de tu imagen sentada en paz
desordenada de acordes y lágrimas sin mi,
(si vieras cuanto te quiero mujer)
buscándote; buscándonos en las canciones que pasan
mientras yo te las canto con paciencia
diciéndote que estoy aquí con tu bandera
esperando que el agua se precipite y que tu,
incineres el elixir que nos disgusta
con los relámpagos que ahora no se notan
pero que pronto vendrán a buscarnos;
aquí te espero entre las canciones
si quieres caminamos en la lluvia
te hago historias del mar, de mi casa,
las nuevas cicatrices de Julio
o los limoncillos del patio que ya casi están,
sólo esperan la lluvia, así como nosotros.

A.W.
08.



5 comentarios:

Ramielys dijo...

Date un chance, tal vez, la tercera oportunidad sea la vencida....

Besos, Ramy

Vanessa Ricart dijo...

umm que tocas??

wasarry Say nO MOre dijo...

Ramy: eso no me corresponde a mi, yo simplemente expreso aquí lo que mi alma me dice, sin miedo ni paradas intermedias, eso no me corresponde.

Vanessa: Algo que escribí para ella y lo toqué en la feria del libro, ahora, si la pregunta es mas generalizada: http://youtube.com/watch?v=3Y5oDQ8v5Q8

Afectos!

Henry dijo...

Santiago como que nutre el expiritu, no hermano Poeta? Tenemos que planear un dia para volver por alla.

Insomnia dijo...

... tan tuyo.