25 de mayo de 2006

Para Rosa Silverio.

Muchas veces he querido dedicarte unas líneas que en algún instánte de tu vida te hagan sonreir o al menos recordarte que en mi tienes un amigo. Esta vez me conformo con que las leas y te sirvan como prueba de que los que te queremos (no solo yo sino todos), estamos aquí a tu lado en estos momentos en que nos necesitas, quizás no físicamente pero en espiritu y alma. MIs mejores deseos para la recuperación de tu padre Ro.
Tan solo una gota para que todo termine
los sueños, los deseos de libertad
la felicidad es cuestionada
y la vida se impregna de mi inconformidad
por qué querer marchitar la Rosa?
si solo ha logrado en nosotros la admiración
con sus grandes espinas que le ha dado la vida
en ese Rosal de años que observamos
que quizás no sean tantos
como los que le prodigian sabiduría
a la hora de perfumarnos con sus palabras.
Por qué no dejar en paz a la Rosa?
por qué no dejarla que vuele?
y oprimir su sonrisa con inseguridad
alzo mi pregunta a los Dioses
pues no conosco la respuesta
no entiendo, la verdad.
Waldo S. Rincón R.

6 comentarios:

Lunatica!! dijo...

simplemente hermoso, nada mas que agregar,


saludos,

··Yde·· dijo...

Es tan bello el gesto como el escrito.

wasarry Say nO MOre dijo...

Lunatica e Yde: graxx de cora, pero mi intención con el post esta vez no es satisfacción personal sinoq ue todos oremos por el padre de Ro y por ella misma; así que por favor haganlo.

W

Mar dijo...

Que bello Wasarry. Te acompaño en tus lindas palabras.

Saludos

Rosa Silverio dijo...

Querido Waldo:

Te mandé un e-mail a tu cuenta pero de todos modos quiero decirte que valoro mucho este post y que tus palabras me dan mucho ánimo.

Mi padre sigue malito. Ayer le hicieron una tercera operación y luego lo entraron a Cuidados Intensivos para que se recuperara. Ahora le están haciendo transfusiones de sangre y hay que confiar en que se restablezca y le quede valor para luchar. Yo estoy a su lado casi todo el tiempo y por eso no tengo chance de navegar por la red. Apenas hoy estoy en casa descansando porque llevo dos días amaneciendo con él, apenas durmiendo sueñitos. Pero bueno, siempre pa´lante y pa´tras ni para cojer impulso.

Gracias, corazón, te quiero mucho y seguiré con fuerzas, dándole todo mi amor a mi padre.

Ro

Patricia Minalla dijo...

Que envidia jajajaja DE LA BUENA. Muy bonito gesto