1 de febrero de 2006

Anécdotas para recordar.

Abrí los ojos esa mañana burda de enero, hacía un frío del carajo y ya casi estaba retrasado para largarme para la universidad; mientras intentaba lanzar los pies desnudos al suelo luego de quitarme las medias con las que dormí, intenté buscar la hora: recordé que mi celular manda minis, tiene Internet, hace todas las basuras que todo celular a la moda podría hacer (Con excepción de tirar fotos, eso ya sería imposible), pero la hora no, la asquerosa función está bloqueada porque mi compañía Naranja la tiene bloqueada para mi modelo. En días así es que me dan deseos de cambiarme a Robizon; pero bueno.

Ya ensimismado de no poderme levantar hice un poético salto de la cama al sucio baño, porque mi primo no se digno en lavarlo, porque hace tres meses que no tenemos swaper, porque mi otro primo no saca la basura, porque yo mismo ni he limpiado la habitación aún, en fin, un sinfín de estupideces y carbonerías que como buenos muchachos y hermanos de andanzas que somos, a menudo “nos sacamos al sol”.

El agua estaba de la patada, también la mañana en sí, igual que la puta noche anterior en donde para mi desgracia pasaron tantas estupideces que ya la verdad no sé que fue peor. Pero no quiero hablar de ello, no!; no quiero hablar de las dos malditas mujeres que porque se “friquearon” esa noche me mandaron a acostar con los “ánimos” levantados. Si, la misma hija de su maldita virgen de Andalucía que se puso a componer su “Parapente Volador” en un plano más alto que su azarosa canción; “Born to be wild”, dirán algunos; Marihuana lo llamaría yo.

Pero como dije: no!, no quiero mencionar todas las barrabasadas y cachaloterías, cuales palabras que ahora uso en buena dominicanidad o en buen dominicano, como prefieran. Ahh! Porque tampoco les conté que mi primo, M, y yo nos quedamos como una carátula de algún CD de los Doors: estupefactos y en el aire. Mierda que loca que estaba Buena!!!!!, podríamos soñar con ella toda la noche y con todo no tendríamos manos suficientes para masturbarnos por ella.

Ya me estaba cepillando, y son alrededor de las 9:50 am, mi clase de Francés es a las 10:00 am y todavía no se que diablos me voy a poner. ¿Esta sensación de alegría y quille será porque ganó el Licey y además no me pude dar la jeva? ¿Quién sabe?, la realidad es que anoche me fue como la nieve, me caí en blanco.

P! levántate, ¿tu no tienes clase de Física? Dije yo.
- arrg maldito egoísta cállate!, déjame dormir.
¿Loco, no vas a ir para la clase?
- no, no joda!

Las relaciones inter-estatales están ya concluidas; mi primo, el que no estaba anoche aquí en la obra circense no va para su clase, se la pasó “metiéndoselo” en todo el buen sentido de la palabra, a la jeva con la que le pega cuerno a su “aparentemente informada” novia. Mi trabajo aquí ya terminó; trato de peinarme el poco espacio cabelludo que queda en mi redonda cabeza para zarpar finalmente para la uni. Aun puedo ver la “coco” (la jeva del hierbazo) hablando de su maldito parapente, “cruzando por el sol” balbuceaba, volando mas que American o cualquier jeva de Utesa diría yo sin vacilar, mas no quiero hablar de eso, me da un pique del demonio, además, ya son las 10:05, ya me tengo que ir, me cogió la hora.

A.W.
06.


1 comentario:

Emmanuel_Br² dijo...

Diañe, eso me acuerda cuando vivía con las mujeres en la temporada de proyecto Final (tesis).

Gracia a Dio' no era tanto así. ajejej

Esas cosas qeu dices durarán toda la vida para contártese lo a los hijos de los hijos de los hijos de los vecinos de uno. :P

Seria bueno juntarse solo para anectotas.. :) algun dia lo haremos, aunque creo que tu me ganas. :P