3 de marzo de 2011

Verdad Absoluta



Me ensucié las manos 
para poderte encontrar
y sabías a todo lo que esperaba
dejando siempre tantas cosas,
tantas cosas rotas;

Melancolía compañera,
asueto de demencias infinitas
guárdame páginas de historias
contrarias a estas mías,
defiéndelas con todas las espadas
fortines, claustros, monasterios,
congregaciones y miradas estacionadas;

Préstame tus canciones
tus zapatos azulejos y fríos
aunque no sepa bailar
o quererte con ellos puestos
mientras bailas para otro;

Préstalos a la simple tarea
de convertir mi ganancia en fuerza,
los sentimientos francos, en eso,
un torrente interminable de nada
y ensuciarme las manos
porque encontré, y perdí.

A.W.
11

4 comentarios:

Franklin P dijo...

No se puede perder con una Beldad Absoluta como esta.

Gracias poeta.

Avalon's Butterfly dijo...

Eso pasa con demasiada frecuencia. Una alegría estar de regreso por estas aguas poeta.

Proyecto Madrugada dijo...

Como siempre poeta, ud con las palabras que mi histeria no me deja decir...

saludos y abrazos desde Sadalsuud

Natalia dijo...

TEE SIGOO