6 de junio de 2010

Dos [Para nO Olvidar]

 Una madrugada, dos madrugadas, tres madrugadas....



I

Cuando te pones la máscara y te lanzas por el tubo
Y corres hasta la unidad más cercana a tus pasos
Piensas como superhéroe;
Actúas como superhéroe;
Finalmente, llegas junto a todos al desastre
Hacha en mano; miras detenidamente
Mientras de dos golpes sin dudar
Derrumbas las puertas de ese espacio
Y la encuentras allí, temerosa de morir
Junto a él bajo las sábanas, apretujada y desnuda
Regalándole como último desliz en vida 

tus poemas.


***



II

"Copas y copas y capos disfrazados de bartenders";
Quizás así iniciara algún relato si fuera de la izquierda,
De la literaria, claro está;
Más no creo. No estoy listo, no tengo ganas
Prefiero anclarme en el pasado descompuesto
Del presente indefinido de cualquier escritor,
Digamos una mujer como excusa;
Una vida inaceptable y gastada;
Falto de dinero, de fe; cualquier premisa funcionaría
Si también fuera uno de estos esculturales
Aunque no lo soy.
Soy tal vez el que baja la cabeza cuando la princesa
Se toma unos tragos y sueña con ser Paris Hilton
Sin clase; sin garbo;
La verdad es que no puedo ser otro,
Sería quizás el security si fuera un bar lujoso
Con largas filas para entrar sin ser invitado;
Drogadicto;
Groopie;
Sex partner;
Pues la verdad, como replica siempre un buen amigo
Yo sólo soy poeta.



A.W.
010.

1 comentario:

Proyecto Madrugada dijo...

Lo somos hermano...dulce condena, el oficio de ser poetas..

Saludos y abrazos desde Sadalsuud