6 de febrero de 2008

Rabia

Esta es la imágen del "mi" desgastado por las lágrimas
el que está harto de llorarte como si fueras Dios
desconocida que ya siquiera escucho a la distancia
no logro concertar ideas en las que no te presentes
maldigo el momento en el que mis besos se entregaron
a la anómala desigualdad de tu pasión, a cambio de mi amor
aun escucho a la distancia ese "descubrí que no te quiero"
como esa puñalada que le propinaste a mi pobre corazón,
tan pobre, que mendigó unos minutos de tu cuerpo, inerte de amor
y regaló a tu diccionario una palabra incierta para vos;
entrega, maldita indecorosa tonta de media tarde!
qué no lo viste en mis ojos? ingenua...

A.W.
08.

6 comentarios:

Mya dijo...

El que tenga ojos que vea, el que tngo oidos que escuche... ella no tenia ojos...

Emmanuel_Br² dijo...

jum, ya lo había leído :) pero igual de fuerte fue para mi ahora como en ese entonces.

apoyo a mya, agregando que tampoco tenía corazón.

Athenea dijo...

Lamento decirlo, pero me parece que ella no lo vio.

Gigi German dijo...

Pues si fue tan ciega de no verlo, no lo merece.

Que se hunda en su infamia, o quizas, su infinita ignorancia no se lo permitio...

Mårmåladε dijo...

Otras personas a tu alrrededor puede que si lo vean claramente..

Me gusto tu blog.. Saludos..

Adrienne casi nace.

Cheluca dijo...

Quizás lo hayas descubierto antes pero más vale tarde que nunca... Es peor si se tarda en llegar una mala noticia... porque se pierde tiempo valioso de recibir las buenas.