7 de septiembre de 2007

Para C.G. mi desahogo, o algo parecido...

(Imagen tomada del corazón...)

Vez los colores nuevos? nunca regresaste a mirar

la casa se pintó y esta hermosa, pero muerta de dolor

intenté capturar las lágrimas esas que no se ven ahora

pero al parecer no fue posible fotografiarlas

esas que brotaban como marejadas inmensas de mi alma

no es tan solo el que te vayas mujer, sino lo que te llevaste

llevas contigo lo único que le quedaba a mi corazón

esa sincera oración que aseguraba que en mí, solo tú

eras la llave para ser felíz; sin querer nada más amor.

Intenté huír de esta ciudad por unas horas y estar mejor

cuando llegué a casa mi perro se emocionó tanto de verme

que faltó poco para que rompiera esa cadena que lo alejaba de mi

y no pude hacer otra cosa que no fuera llorar, por su amor

por no tener el tuyo, que es el único que quería con el alma;

desaté la cadena y lo dejé que saltara sobre mi cuerpo

lloraba entre sonrisas mientras dejaba que el me lamiera

como buscando una excusa para que nadie notara mis lágrimas

que extraña es la vida algunas veces no crees?

Así son las cosas hoy en mi vida

intenté que se vieran éstas lágrimas, por eso de lo del teatro

pero parece que fue mejor, mucho mejor que no las vieras

igual no importa; al menos eso crei yo hoy mujer

porque la verdad es que el único accidentado (enamorado)

he sido yo en el trayecto de esta carretera desconocida

no importa cuan mal me sienta

no importa cuantas lágrimas llore

no importa cuantas cosas me recuerden a ti

ni cuantos recuerdos traigan tus palabras

igual no me amas y eso, nunca cambiará...


A.W.

Waldo Rincón.

O lo que queda de él.


4 comentarios:

Alucard dijo...

No debemos pensar que se han llevado lo mejor de uno o peor aun lo único que tenemos, se siente así, se piensa así, pero eso está muy lejos de la realidad,

Lástima que las palabras y los deseos no siempre contraponen la realidad ni la cambian, si no te ama la verdad eso es dificil de cambiar o aceptar, pero la realidad es donde vivimos y debemos aceptarlo.

Emmanuel_Br² dijo...

Lo que habría que hacer es dejarlo en palabras.

Dale tiempo, no es necesario darle qué pensar.

enfócate en lo que tu corazón quiere, no en lo que extraña, no en lo que pudiera pasar para empeorar las cosas.

Sabes que estamos aquí.

Athenea dijo...

Sabes lo que opino al respecto, cero lágrimas y muchas mas sonrisas, sentarnos a llorar lo que se fue no lo traerá de vuelta.

Rom@&ris dijo...

Cuánto me ha tocado este post, pero te diré algo la vida no se detiene ahí, Dios muchas veces nos quita de la mano lo que más adelante puede hacernos daño. LLora cuanto tengas que llorar pero recuerda que en tus momentos de soledad no estás sólo.

Todo a su tiempo!