13 de mayo de 2007

Pon tu nombre aquí:

Hace frio, como nunca había sentido
mientras te observaba, omití la sensación
de que encontré en tus manos las líneas
veritginosas del desgraciado amor que siento
cada vez que estoy a tu lado niña amada mia.
No recuerdo la última vez que, humildemente
haya sentido este deshaucio, esta soledad
encadenada a un amor que me corrompe,
me obliga a rendirme sin luchar siquiera.
Carezco de la capacidad de saber si me quieres
si en las tardes, cuando te tengo en mis brazos
llegaré a ser en tí algo más de un orgásmo
una encrucijada, una necesidad de llenar
el espacio que alguna vez llenaron en ti,
por mi, por lo nuestro amada mía
que tenemos, pero que no es.

A.W.
07.

5 comentarios:

Mar dijo...

Ayy.. siempre logras estremecerme. Eres grandioso con tus letras.

Te dejo abrazos ...

(NO TE PIERDASSSSS)

Athenea dijo...

Somos esclavos de nuestras decisiones y presos de nuestros deseos.

··Yde·· dijo...

y de lo que no somos. una constante.

Indhira dijo...

tener aquello que no existe, aferrarse a lo etereo de un suspiro...

Anabelle Pérez dijo...

paso... ando caminando por blogger... un abrazo =)